El vago azar o las precisas leyes

Versión 1

Beatriz Otárola había cumplido 54 años. Tenía la vida encogida entre dos sucesos. Gracias a su profesión, periodista en un diario local de Lisboa , consigue realizar un viaje que cambiaría su destino. En su memoria, la esquina de una calle todavía se le clava , por eso con el tiempo se dio cuenta, que mudarse de Lisboa a Oporto con su gato, no había conseguido borrar el perfume de su agresor.

Versión 2 

Introducir concepto en base a la frase:“La intolerable lucidez del insomnio se abatió contra ella”

Beatriz Otárola había cumplido 54 años. Tenía la vida encogida entre dos sucesos. Gracias a su profesión, periodista en un diario local de Lisboa , consigue realizar un viaje, una travesía que sin ánimo de desaliento, le había puesto entre las cuerdas ante un recuerdo lejano. Reminiscencias que agregaban infinitas noches en vela a su historial de condena. La esquina de una calle que todavía se le clava le hizo optar por la vía rápida de mudarse de Lisboa a Oporto con su gato, sin embargo, pronto se dio cuenta que eso no borraría el perfume de su agresor. La vigilia ante una lucidez artificial no conseguía aplastar esas vívidas evocaciones, sabiendo que para sobrevivir, debía pasar de nuevo por ellas.

Final 

Releía una y otra vez los capítulos de su relato. Sus rumiaciones constantes bombardeaban la tarde como falsos aleteos de distinguidas aves ilusorias. Las sombras no se apagan con el alarido taciturno de la grulla. Seguía sintiéndose en una dislocación geográfica, pero acompañada.

Volviendo sobre lo ya traspasado al papel, sentía haberse apropiado, no sólo de su propia experiencia, sino de su vida. Como aquella calle que se le clavaba, una cita vino a encajonarse en una medida perfecta: “Solo mirando a la pesadilla, se encuentra el sueño. Ahí la sobreviviente emerge para insistir en un futuro”. Esta frase, de Audre Lorde, sería la cita preliminar para encabezar lo que sería su libro ya finalizado.

Beatriz pasaba página, y esta vez , la historia no era la suya, sino la de muchas otras mujeres.

*Creación de la criatura para el taller de escritura “Borges y la prosa mágica”, dictado por Claudia Capel

Julio 2020

Publicado por irenea85

Madrileña inquieta y viajera, de mirada perturbadora sueña con un mundo utópico, pero realizable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: